Mi Vida

Es verdad que a veces les hablamos a los #peques y no nos podemos imaginar lo que ocurre dentro de “esas cabecitas”.

Tienen un mundo interior tan, tan grande que no nos hacemos una idea de lo que están pensando o imaginando.

A veces intento, sin conseguirlo, recordar lo que pensaba cuando era pequeñita… y tengo que confesar que recuerdo pocas cosas y lo poco que recuerdo son sentimientos de alegría, miedo, frustración, sorpresa y sobre todo anécdotas, cosas que me llamaban la atención y las guardaba en mi memoria para pensar en ellas una y otra vez…

¿Cuándo dejamos de ser niños? ¿Cuándo dejamos de tener esa inocencia, ese descubrir tan sano? ¿cuándo dejamos de mirar con sorpresa?… ¿cuándo olvidé mi maravilloso mundo infantil?…

Recuerdo lo que me gustaba sentarme en la cocina, en una sillita en una esquina. Allí me tiraba horas y horas observando a mi madre cocinar y hablar con mi padre. Él se sentaba en la otra esquina de la mesa (para no molestar) y le daba conversación… esa imagen la guardaré siempre en mi corazón… me encanta recordarla… y ellos hablablan y hablaban… y yo escuchaba y escuchaba…. ¿cuánto aprendí de ellos? mucho, mucho más de lo que se imaginan 😉

A veces me movía y hacía un ruido y es cuando se daban cuenta que de yo estaba allí y se miraban y sonreían, seguramente pensando “¿desde cuando está ahí?” y yo pensaba “ya me van a echar…”  y si me preguntáis si entendía lo que hablaban… pues sinceramente no lo recuerdo bien, pero si recuerdo las veces que tenía que salir corriendo de la cocina jajaja.

Volviendo al asunto que me trae hoy aquí (me voy por las ramas de vez en cuando jeje) es que otras veces, en cambio, hablamos con nuestros #peques y creemos que entienden exactamente lo que les queremos decir y la mayor parte de las veces no lo conseguimos 😉

Un ejemplo es esta #Ocurrenciapeque que me envió por Facebook Iada Caro de su hija Minerva de 4 años… no pude parar de reir 🙂

Esta mañana, Minerva (4 años), me dice…

-“mamá…esto no puedo hacerlo”

Y  yo, muy espiritual… le digo que si, que puede hacer lo que quiera, ¡¡¡que es su vida¡¡¡.

Esta tarde… va al baño, le digo…

-nena, ¿te has limpiado? y me dice…

-no.

Le digo…

-pues anda, ve a limpiarte…

Y me dice…

“NO ME VOY A LIMPIAR, ES MI VIDA Y PUEDO HACER LO QUE QUIERA”.

Me quedé a cuadros¡¡¡ jajajaja

Minerva, 4 años.

Anuncios

2 comentarios en “Mi Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s