Pan Roti (Pan Indio)

Me gusta hacer el pan en casa y siempre guardo un poquito para hacernos “buñuelitos” en la sartén, cosa que nos encanta 😉

Cada vez que hago un pan nuevo en mi casa hay revolución, mi #peque es la primera que viene preguntando y si puede prueba un poquito “por si me está saliendo mal…” jeje.

Ésta vez me he decidido por un Pan Roti, es un pan Indio que me llamó mucho la atención la vez que lo vi y me pareció que tenía que ser difícil, y ¡oh, sorpresa! cuando leí su preparación me sorprendió la facilidad de su preparación y los pocos ingredientes que hay que usar.

Os recomiendo hacerlo, sobre todo cuando no tienes tiempo y te apetece comer pan hecho en casa. No necesita levadura por lo que no tienes que esperar a que leve y se hace en sartén por lo que tampoco necesitas encender el horno con tiempo.

A mi me ha salvado mas de una vez y al ser muy original, quedas muy bien 😉

Os dejo con la Receta, espero que os guste tanto como a mi.

PAN ROTI (PAN INDIO).

panrotiweb

Ingredientes:

* 1/2 de taza de Harina Panadera o de Fuerza de La Alacena del Mercado.

* Una pizca de Sal.

* 1/4 de taza de Agua.

Preparación:

1. La harina la echamos en un bol con una pizca de sal y hacemos un hueco en el centro.

2. Vamos incorporando el agua poco a poco desde el centro y removiendo con las manos hasta que esté bien mezclada y sin grumos.

3. Hacemos bolitas pequeñas con la masa y las aplastamos con el rodillo con un poco de harina para que no se pegue.

5. Ponemos al fuego una sartén plana, a la que previamente le hemos dado con una brocha un poco de aceite.

6. Cuando esté bien caliente echamos el roti y dejamos que le vayan saliendo burbujitas. Con mucho cuidado le damos la vuelta para que se haga por el otro lado. Se inflará y desinflará al sacarlo de la sartén.

7. Para que quede mas sabroso le puedes dar con un poco de aceite en cuanto lo saques.

Es un pan ideal para acompañar platos con salsa.

¡A disfrutar!

Receta extraída de www.manjulaskitchen.com

Anuncios

La Princesa Cocinitas y la tortilla de habas.

   Si, estás leyendo bien, jajaja, aprovecho cualquier ocasión para inculcarle a mi #peque que hay que comer verduras 😉

El otro día me pidió que le contara otro cuento de la Princesa Cocinitas y como habíamos comido una tortilla de habas me pareció gracioso meterla en el cuento. La verdad que con mi ·#peque no tengo problemas con la verdura “en general” pero siempre es bueno aprovechar ocasiones como éstas.

Pues bien, este cuento sería el 2º de la Princesa Cocinitas, espero que os guste tanto  como a nosotras 🙂

La Princesa Cocinitas salió de su agujerito en la cocina de los “grandes”, miró hacia un lado y para el otro y no vio a nadie. Entonces recordó que su amigo el ratón Ton Tón le dijo que iría a verla ese día, así que agudizó el oído… ¡chas chas chaaaaas!- un ruido fuerte sonó desde la otra habitación y se escuchó un maullido grande.

“MIAUUUUUU”

De nuevo otro ruido grande y pisadas corriendo hacia ella…

“Corre, corre, correeeeeeee” gritaba el ratón Ton tón mientras se acercaba a toda velocidad hacia la Princesa. “correeeeeee”

La cogió de la mano y tiró de ella corriendo sin parar hacia el agujerito para esconderse.

“¿qué pasa?” la Princesa corrió todo lo que pudo hasta verse a salvo dentro del agujerito.

Ya al otro lado, los dos se sentaron jadeando y se miraron, entonces empezaron a reír a la vez  “jajaja jajaja jajaja”

“¿has visto lo rápido que he corrido? dijo el ratón Ton tón.

¿cómo? yo he corrido mas que tú jajaja jajaja ¿que pasaba?

Pues que me perseguía el gato de la familia- dijo el ratón- no me deja tranquilo. Dijo sin para de reír.

Estuvieron un rato hablando de lo que había pasado y se reían cada vez que escuchaban al gato pasar por allí intentando encontrarles. Al rato la Princesa le contó al ratón que le gustaría hacer una Tortilla de Habas para los “grandes” y el ratón se puso a aplaudir alegremente ya que era una de sus comidas preferidas.

“¡Bien, bien! y ¿cómo conseguimos las habas?”

La Princesa le contó que en su reino estaban las mejores pero que tenían que ir a por ellas y atravesar la Montaña del Mar.

“¡Que bien! pues no perdamos mas tiempo, ¡vamos ya!”

Así la Princesa y el ratón Ton tón salieron en busca de la Montaña del Mar. Andaron por un pequeño camino y al poco rato escucharon ruido de olas, entonces la Princesa señaló hacia delante con emoción y el ratón pudo ver que en realidad era una montaña de mar, ya que en vez de tierra y rocas, tenía un mar con sus olas y gaviotas.

“¡Es increíble! – dijo el ratón- ¿cómo vamos a atravesar esta montaña tan espectacular?”

“Pues cogiendo esta barca y estos remos- dijo la Princesa mientras se acercaban a la barca. Remaremos hacia arriba con fuerza y cuando lleguemos a la cima, bajaremos muy deprisa, ¡ya verás que emocionante!”.

Al ratón le dio miedo pero no quiso que ella lo notara y se montaron en la barca remando fuertemente hacia la cima. Fueron momentos muy intensos y de mucho esfuerzo, pero todo merecía la pena por conseguir la mejores habas del reino.

Cuando llegaron a la cima la Princesa soltó los remos y gritó “¡AGÁRRATE FUERTEEEEE!”  y la barca salió impulsada hacia abajo con tanta rapidez que no sabían si gritar o reír de lo bien que se lo estaban pasando.

“weeeeeeeeeee” gritaron y llegaron al otro lado de la montaña en un santiamén.

Allí recogieron las habas y con emoción en la cara volvieron a coger la barca para atravesar la Montaña del Mar. Lo pasaron genial y llegaron empapados al otro lado, pero con una sonrisa de oreja a oreja.

Cuando llegaron a la cocina de “los grandes” vieron que el gato había desaparecido ya que se había aburrido de esperar a que salieran del agujerito, así que prepararon con mucha ilusión la tortilla de habas y la dejaron bien bonita para que cuando llegaran se sorprendieran de lo buena que estaba.

Ellos se hicieron una pequeñita y se la comieron de un bocado “Ñammmm” y es que a la Princesa hacía la mejor Tortilla de Habas del Reino.

Dulces Sueños…

Falafel (Hamburguesas de Garbanzos y Especias)

Si hay algo que me “echapatrás” en la cocina, son las comidas de Cuchara, no puedo, es superior a mi. Me cansan y me aburren, si… no lo puedo remediar.

Las hago, y las como, por que son sanas y muy sencillas de preparar, pero no me gusta el “cuchareo” no puedo con él…

  Mi eterna lucha diaria por no comer “de cuchara” me ha llevado a buscar otras maneras de consumir legumbres, pero siempre intentando que no tengan caldo y que sean divertidas para los niños.

Y aquí tenéis una muestra de lo que os digo, Falafel, unas Hamburguesas de Garbanzos con especias que están para chuparse los dedos. En casa nos encantan y ya, si las pones en un rollito de maíz  #singluten o bien en un pan de hamburguesa, te quedarán geniales.

Además os daréis cuenta que son vegetarianas y muy sanas, ¿qué queremos mas? 🙂

Espero que la disfrutéis tanto como yo 😉

 

falafelweb

INGREDIENTES:

* 2 dientes de ajo.

* 20g de perejil fresco.

* 1 cebolleta o en su caso 1/2 cebolla.

* 400g de Garbanzos Andaluces de La Alacena del Mercado.

* 100g de Copos de Avena de La Alacena del Mercado.

* 2 cucharadas de zumo de limón.

* 2 cucharaditas de Comino Molido de La Alacena del Mercado.

* 1 cucharadita de Cúrcuma de La Alacena del Mercado.

* Sal y Pimienta negra Molida a gusto de La Alacena del Mercado.

* Aceite de Oliva Virgen Extra Gil Luna (El Burgo) de La Alacena del Mercado.

PREPARACIÓN:

1. Una noche antes poner en remojo los garbanzos. Dicen que por la calidad de las legumbres ya no es necesario ponerlos en remojo… yo sigo pensando que salen mas blanditos…

2. Cocer los garbanzos. Los hago en la olla exprés. Le echo agua y una hoja de laurel comienzo a calentar el agua y con el agua ya templada incorporo los garbanzos. Tapo y dejo unos 15 minutos. Cuando estén cocidos los enjuago, escurro y los reservo.

3. Meto en una trituradora o robot de cocina el perejil, los ajos y la cebolleta. Trituro bien y le añado los garbanzos cocidos, los copos de avena, el limón y todas las especias. Triturar todo muy bien.

4. Si la mezcla está muy seca puedes ir añadiendo un poquito de agua y vuelves a mezclar hasta que veas la textura deseada.

5. Metemos en la nevera durante 30 minutos para que coja textura.

6. Hacemos las formas de hamburguesas y vamos friéndolas en una sartén con un poquito de aceite. Las dejamos 2 ó 3 minutos por cada lado para que se hagan por dentro. Yo las hice finitas y en cuanto se doraban les daba la vuelta.

7. Las puedes tomar en pan de pita con lechuga, tomates, salsa de yogurt… yo las hice “freestyle” o lo que es lo mismo #loqueteniaencas  😉 En una tortita de maíz puse el falafel, un tomate en rodajas y poco de salsa de yogurt.

¡A disfrutar!

#falafel #garbanzos #especias #hamburguesas

Oreja

#Ocurrenciapeque de África (18 meses):

Estábamos en el baño, la acababa de sacar del agua. La estaba secando y echándole la cremita y a la vez estábamos jugando.

–  ¿dónde están los ojos?” y Afri se toca los ojos.
– “Biennnn y ¿dónde está la boca?”, muy contenta Afri se lleva las manos a la boca.
– “¿dónde está la nariz? suelta una carcajada y se toca la nariz.
– “jajaja, muy bien!! y ¿dónde está la oreja?” ….. silencio y Africa me mira con cara de extrañada.

Vuelvo a preguntarle

– ¿dónde están las orejas?” …. silencio y su cara cada vez mas rara…..

Le dejo pensar un ratito por si no se acuerda bien, pero nada, mirándome con cara de no saber qué hacer.

– “Afri, ¿y las orejas?” y sin avisar me suelta “Beeeeeeeeee” jajjajajjajajaj


Mi cara de sorpresa os la podeis imaginar jajajaja, claro, ella pensaría “con lo bien que nos lo estamos pasando y mi madre quiere cambiar de juego y adivinar animales”

y me suelta “Beeeee” como las Ovejas…. jajajajaja, y es verdad que se parecen las palabras “OREJA-OVEJA”  jajaja.